Albertina Carri

(Buenos Aires, 1973) es guionista, productora, directora de cine y artista audiovisual. Desde su debut como realizadora con No quiero volver a casa (2000) se convirtió en una de las voces más renovadoras del nuevo cine argentino de este milenio. Dirigió Los rubios (2003), Géminis (2005), La rabia (2008), Cuatreros (2017) y Las hijas del fuego (2018), y entre sus cortometrajes se encuentran Aurora (2001), Barbie también puede estar triste (2001), Restos (2010) y Pets (2013). Sus películas recorrieron los festivales de Cannes, Berlín, Locarno, Toronto, La Habana, Gijón, New York, Rótterdam, Goteborg y Transilvania, entre otros. También dirigió distintos ciclos televisivos de ficción y documental como Visibles (2011), 23 pares (2012) y La bella tarea (2014). Su visión del lenguaje audiovisual tiene la amplitud suficiente como para poder transitar la animación, el ensayo documental, la ficción, el found footage y el cine experimental, llegando a ser una cineasta con una mayor dimensión de búsqueda dentro de la historia del cine argentino. Fue directora de las tres primeras ediciones de Asterisco y participó como programadora en las restantes.