ASTERISCO

Asterisco Festival Internacional de Cine LGBTIQ surge en 2014 en el contexto de la Subsecretaría de Promoción de Derechos Humanos de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación para crear un festival que esté en consonancia con la dimensión social que habían alcanzado leyes como la del Matrimonio Igualitario y la de Identidad de Género. Así se convocó a Albertina Carri, quien forma inicialmente un equipo con Diego Trerotola y Fernando Martín Peña para dar forma a un festival de cine que tenga una libertad y espesor suficientes para traducir al campo cultural las leyes de vanguardia que se habían conseguido en los últimos años. Si bien, en un principio, el festival surgió de un diálogo con el Estado, y tuvo apoyo de muchos organismos estatales, en las últimas ediciones el Festival decidió no contar con ningún apoyo del Estado por razones de incompatibilidad ideológica con el gobierno de Mauricio Macri.

En toda la primera etapa de Asterisco contamos con el apoyo de la Secretaría de Justicia y Derechos Hu manos de la Nación, el Ministerio de Desarrollo Social, Ministerio de Cultura, Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Ministerio de Educación, Ministerio de Seguridad, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, el INADI y el INCAA, que nos apoyó durante la mayoría de las ediciones tanto como el Museo del Cine. También tuvimos el apoyo de Santa Fe Divesidad Sexual, el Fondo Nacional de las Artes, la Universidad Nacional Tres de Febrero, la Fundación Huesped, la Fundación SAGAI, Fundación Proa y Fundación Triángulo. Participaron también embajadas, agregados culturales e institutos internacionales como Goethe Institut, British Council, Alliance Francaise, Institut Francais d’Argentine, y las embajadas de España, Países Bajos, Suiza, Brasil, Austria, EE.UU. y República Checa. La fundación Universidad del Cine también apoyó la mayoría de las ediciones del festival junto a otros emprendimientos privados fundamentales de la industria local, especialmente para otorgar premios a cineastas de las competencias, como Pomeranec Música & Sonido, La Haye Post, HD Argentina, Pentimento Color Grading y Ñandú Estudio de Sonido.

Desde un primer momento Asterisco se propuso diseñar un evento con una personalidad propia, desmarcándose de las convenciones de los festivales de diversidad sexual más tradicionales. También se trató desde un comienzo de tener una relación estrecha con la producción de cine argentino y con la comunidad LGBTIQ, convocando a instituciones y personas para mantener en cada edición un diálogo fluído sobre las temáticas del festival. Se estimuló desde el inicio la producción de cine local LGBTIQ con una sección de Work in Progress que premiaba proyectos en desarrollo para fomentar la finalización de películas de esta temática. En las siguientes ediciones muchas de las películas que concursaron y que ganaron premios para su finalización se proyectaron en este y en otros festivales internacionales.

En 2015 la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos le otorgó a Asterisco la «Declaración de Interés Cultural y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos». También tuvo varios reconocimientos internacionales, como participación del jurado del Premio Teddy en el Festival Internacional de Cine de Berlín, y las invitaciones a participar dos veces del Encuentro de Festivales LGTBI Iberoamericanos en 2017 y 2018, realizado en el marco del Festival Internacional de Cine de San Sebastián en España, un encuentro que reúne agentes cinematográficos latinoamericanos especializados en cine LGTBI con representantes de los principales festivales europeos.

La programación del festival siempre apostó fuertemente a la diversidad cinematográfica y tuvo una forma de búsqueda constante sin tener una estructura fija cada año, aunque tuviese algunas secciones que fueron manteniéndose en casi todas las ediciones. Una de las características centrales del Asterisco es que siempre se programaron películas de todas las épocas de la historia del cine, desde el cine mudo hasta el presente, no es un festival que solo exhibe novedades sino que está nivelada la visión retrospectiva con la actual, eso garantiza que se acerquen distintos públicos. Hubo en la mayoría de las ediciones una sección que se llamó Pioneros Queer que se basaba en recuperar miradas anticipadas a su época, tanto de cineasta como de críticos. Aunque las competencias de largos y cortometrajes reúnen muchas producciones del presente, también se han programado retrospectivas con películas de cineastas que han venido a presentar sus últimos largometrajes junto a su obra anterior. A través de las seis ediciones, Asterisco pudo estrenar no solo en Argentina, sino también en la región, centenares de películas que nunca se hubiesen proyectado sin la existencia del festival, cumpliendo con el objetivo central de visibilizar un cine que no tiene lugar tanto en las plataformas comerciales como en otros festivales.

También se buscó desde el comienzo ampliar el espacio del cine, combinando salas con público cautivo dentro del circuito porteño, tanto como espacios menos tradicionales o que interpelan a otros grupos por fuera de la tradición cinéfila o la comunidad LGBTIQ, incluso se hicieron varias proyecciones al aire libre. Por ejemplo, se usaron las salas del espacio INCAA y del ENERC, pero también el Auditorio Leonardo Favio de la Biblioteca del Congreso de la Nación o el complejo cultural Zelaya. El audiotorio del MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires) se utilizó en todas las ediciones como uno de los espacios más importantes para Asterisco. Tanto en las salas históricamente más convocantes como en los lugares menos convencionales de exhibición siempre se llenaron funciones en todas las ediciones del festival, encontrando una relación con un público que respondía a distintas propuestas de la programación.

Por otra parte, el carácter internacional de Asterisco no solo fue dado por la variedad en las nacionalidades de las películas de la programación sino también porque a través de las distintas ediciones del Festival nos visitaron personas para presentar sus películas y para participar del jurado de España, Francia, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Brasil, Uruguay, Países Bajos, Inglaterra, Corea, entre otros países.